domingo, 22 de abril de 2018

Memòria republicana a València

Unicament ha restat del periode socialista una placa en un hotel on es van hospedar els intel·lectuals del Congrés d'escriptors antifeixistes. Sense memòria no podem encarar el futur.

València republicana

Ací adjuntem unes fotos de la València republicana

viernes, 20 de abril de 2018

Bakalao de primavera, las avispas en el patrimonio


Os dejo este vídeo para que recordéis que en este patrimonio sigue habiendo voluntad de pervivir. sigo en pie sobre este bancal en condiciones muy precarias y a costa de grandes esfuerzos. El vídeo esta lleno de patetismo del día a día, con un sufrimiento que a mi modo de ver, es innecesario, ya que uno de mis principales problemas es el agua y hay una toma de agua que controla el Ayuntamiento a pocos metros, aunque accionada por una electro- válvula en un cuadro de mando , lo que me obliga a ir a una fuente padeciendo mucho, para traer el mismo agua. Y me preguntó yo muchas veces: ¿ no sería más fácil , más decente,  que me dejaran llenar cuatro bidones de agua que no valen ni tres euros a cambio de mantener viva la cultura agrícola de la zona, vigilar , cuidar, enseñar, todo este patrimonio y paisaje?
en cuanto al relato sobre este vídeo se trata de un relato lleno de ternura sobre huertas ecológica, lucha social, y anhelos de respeto y libertad, basado en hechos reales en vall d´ Uixó. podéis leerlo aquí:
/2018/04/20/bakalao-de-primavera-las-avispas-en-acelgas/

sábado, 14 de abril de 2018

República aséptica, herido el 14 de Abril










El agua se lleva de la tierra la semilla de la siembra,
y cae por la casa sin tejado, sin puertas ni ventanas,
  en la que queda un solo muro resistiendo.
Llega nuestro encuentro un 14 de abril lleno de ausencias,
y heridas que nunca tendrán cura,
                                                     [ por mucho que las limpien]
En las esquinas está la república perdida de España,
que se apoya en el recuerdo de los vencidos,
como las bicicletas en el árbol de la cuneta.
Bajo el cielo de Valencia flotan algodones limpios,
pero todo está podrido y el aire es de los cuervos.
Cuando empezamos a bajar las escaleras,
sé que no te volveré a ver nunca más,
en  cuando salgamos del refugio anti aéreo.
A través de un altavoz entre las estrechas galerías,
se escucha una voz...y casi el sonido de las bombas,
 anunciando el ocaso de la república mecido por el aire de los respiraderos.
Estamos en silencio... tu sonrisa, tu mirada,
están llenas de un vuelo alto cargado de esperanzas en el corazón del enemigo.
Tu y yo nos hemos preguntado de donde somos.
Yo de Valencia en Vall d´Uixó,
tu de Burriana en Valencia.
Hemos sentido una herida celebrada entre un hombre y una mujer.
A la que sigue un adiós perpetúo, como el de los muertos al que se traga la vida.
El 15 de Abril en España se nos obliga a renunciar al pensamiento y al recuerdo desde 1939.
Angelillo de Uixó.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

                                                   

lunes, 9 de abril de 2018

!Maldito Psicólogo!- San Vicente Ferrer.


(Anotaciones sobre este patrimonio cultural de San Vicente en Vall d´Uixó para el blog de patrimonio, revisar para los episodios nacionales cuando se pueda)
******





En 40 años de una penosa democracia en España, apenas se han visto modificadas las costumbres y tradiciones religiosas. Incluso que ante la irrelevancia del país en el siglo XXI, y su incapacidad manifiesta, así como la voluntad en general de sus habitantes de mejorar su sociedad, las costumbres religiosas  aumentan como triste consuelo de unos pocos imbéciles, y una gran mayoría silenciosa.  El conflicto entre los asuntos religiosos y civiles no está en la agenda ni el animo. Así, hay ministros del gobierno que cantan al Cristo de la Guerra en procesiones de semana santa junto la legión, o el Ayuntamiento de Vall d´Uixó, donde la izquierda progresista cuelga desde el balcón del municipio símbolos de la Sagrada Familia. Por eso, no es de extrañar que en este tipo de sociedad la festividad de hoy, donde es el festivo más importante del País Valenciano dedicado a una persona,! lejos de estar dedicada a alguien bueno para toda la sociedad! como pasa en la mayoría de lugares. Por  citar un ejemplo folclórico.  En Estados Unidos celebran el día de Martín Luter King. Aquí,  en mi tierra, Valencia, esta dedicada a San Vicente Ferrer. Un hombre que tenía visiones terribles, e iba por toda Europa a lomos de un asno hablando de la llegada del  anticristo y el apocalipsis. Hoy en día si viviera y mantuviera su personalidad integra como en aquellos tiempos, estaría en un frenopático, en una banda de heavy metal,   o detenido por apología de antisemitismo y formar grupo parte de un grupo terrorista de extrema derecha. Porque en el fondo de este día, la terrible verdad la adivinó San Vicente, y es esta su última revelación:
 Dios ha muerto y San Vicente también.
Todo la representación de hoy es algo fantástico , desde las misas en la calle, los altares en las esquinas, la feria...pues introduce un admirable grado de irracionalidad y fanatismo pasivo  en nuestra sociedad. ! hasta el progresismo se vuelve teológico! Yo personalmente aborrezco más a los progresista, que la brutalidad lasciva de los Santos. A la mayoría de personas les da asco lo que hacían con sus vidas, seguir caminos tortuosos y siniestros en nombre de una verdad reveladora, tan ilógica que es verdadera e irrefutable. Los Santos dan ganas de vomitar. Sin embargo he querido torturarme porque tengo mucho de santo. He acudido a una misa en la plaza de San Vicente. Antes de llegar, he paseado por las inmediaciones donde se desarrollaba  feria. No prestaba mucha atención a la multitud que pasaba por mi lado. Supongo que es humillante decirlo: pero los desprecio mucho. En un momento que he alzado la cabeza, no sé bien el motivo que me ha empujado ha hacerlo, si era una señal divina, he visto unas mantillas de San Vicente entre una pancarta publicitaria  de alguien que se dedica al adiestramiento de perros. Una profunda carcajada ha salido de mi boca ante tal asociación lógica. Entonces he percibido que estaba  rodeado de un grupo de mujeres jóvenes y sensualmente vestidas y hombres de gala. Me he dado cuenta de que estaba rodeado de  hombres y mujeres  vestidos de festivo llenos de deseos. Oh santos del cielo, seré un filosofo porque les he detestado por este motivo! Mi orgullo ha crecido al ver que Yo desentonaba, pues andaba con harapos polvorientos de trabajar el huerto, donde por cierto, me acababan de robar casi todo lo que había sembrado. Lo que me ha hecho recordar que tenía hambre En una parada que vendían embutido he comprado una mano de cerdo que he metido en un bolsillo. Con la mano de cerdo he entrado a misa. Y mirado a mi alrededor a los que comulgaban y les he negado con la cabeza.-
 ! Qué poco arte tienen para ir a misa!
 ! qué fácil es darles un ideal  y que lo sigan, aunque esconde la nada! Muchos iban solo a la ermita de San Vicente  a tocar la campana. La campana los une, la campana los llama.
-Si, acudir a San Vicente- he dicho desde la puerta  en la sencilla y humilde ermita ya ante la imagen del santo- ya no va sobre su asno como hace setecientos años, ahora lo lleváis en vuestros hombros.
He notado varias miradas extrañadas cuando he sacado un dedo de cerdo, y he imitado con este la famosa postura del dedo de San Vicente con el que hacia milagros. Me ha dado asco hacer eso, y he dejado el dedo de cerdo en el cajón de los pobres tras llevarme la calderilla que he tirado a primera alcantarilla que he encontrado arrepentido de mis actos.
En casa al entrar he notado algo que había guardado en el bolsillo. No lo he contado, en misa un viejo con melena y larga barba después de verme sacar la mano de cerdo ha puesto un folleto en mi bolsillo. Yo estaba tan abrumado en misa que casi no me he dado cuenta.
Es una guía  de fiesta de Vall d´Uixó- he dicho contemplando aquello sin darle importancia. Al abrirlo ha caído un papel-
Al recogerlo se leía:
la última visión de San Vicente, la acción ocurre en Vannes, donde morirá el santo.
Y dice así su último  Amen.
En los ojos míos se derrama un estanque,
en los libros de fiesta sale mi nombre: San Vicente.
Formo parte del patrimonio estéril de mi Valencia.
El mar me ha devuelto a está orilla, sé que nunca regresaré.
Dentro de poco seré polvo y arena entre las ruinas de Vannes.
Y cuando se celebre mi día en mi tierra,
!Nadie pensará igual que Yo!
Y sin embargo se empeñan en levantar un edificio sobre mis ruinas.
Es una calumnia, porque en está visión se me revela el futuro.
El hombre se ha liberado a imitación del demonio.
Ha matado a Dios en su arrogancia y me han matado a mí.
Suya es la voluntad, ya no descansa en Dios.
Solo hay crímenes y delitos, lujuria, mentiras y ciencia.
Satán ha vencido, es el hombre libre.
(San Vicente hace una mueca de espanto en su cuarto. Se retuerce, grita, parece poseído. Escucha una voz que se ríe de él, llega del siglo XXI)
Te has convertido en un personaje folclórico y ridículo. Los niños se hacen fotos ante tu imagen. te rezan y nadie tiene Fe, ni tiene idea de quien fuiste.
San Vicente ante lo inevitable, sonríe amargo.
mejor hubiera sido estar callado y no haber salido de mis tierras valencianas a predicar en un asno.
Ahora muero solo y sin sentido. Mi obra no ha servido de nada. EL anticristo me ha vencido. Toma mi cuerpo, toma mi alma.
! Maldito psicólogo Nietzsche!
Porque Dios ha muerto nos has condenado a todos.
( San Vicente de una voltereta y queda con la cabeza en el suelo y los pues en el aire muerto)
Al leer esto he caído de rodillas lleno de lágrimas diciendo-
Te quiero mucho San Vicente.
amen.
Angelillo de Uixó.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.










jueves, 5 de abril de 2018

Al temps

La rehabitació d'un edifici va permetre traure a la llum un pamflet de la UGT a la Guerra Civil. Al temps la història pot eixir canviant el nostre relat.

La Estrella

La xicoteta població de La Estrella, perduda entre muntanyes, té un encant especial. Recomano la seua visita. En la plaça es troba l¡'església i dos edificis, l'hospederia vella i la nova (després escola de xiquetes) destinades a rebre als assistents a les dos romeries que es feien. Ara només està habitada per Martí i Sinforosa i el pas temporal dels excursionistes.